Súper Visa para Padres y Abuelos

Los padres y abuelos de los ciudadanos canadienses y residentes permanentes que quieren obtener una residencia temporal para visitar a sus familiares cercanos pueden aplicar para visas de visita extendida conocidas como Supervisas, en un programa que se introdujo en diciembre del 2011.

Los padres y abuelos elegibles pueden aplicar a una Supervisa de entrada única o múltiples entradas. La fecha de validez máxima para la Supervisa de múltiples entradas es de diez años, o un mes antes de la expiración del pasaporte del candidato, el que sea primero. Dentro de ese tiempo, los titulares de la Supervisa pueden permanecer en Canadá durante periodos de hasta 2 años. En comparación, una visa de un visitante regular es válida normalmente durante un periodo máximo de 6 meses.

Para personas que son ciudadanos de países exentos de visa, el programa de Supervisa también puede ser útil. Normalmente, las personas de países exentos de visa tienen permitido permanecer en Canadá hasta seis meses sin obtener una visa de visitante. Bajo el nuevo programa, los padres o abuelos de un ciudadano o residente permanente canadiense de un país exento de visa pueden aplicar, desde fuera de Canadá, a una Carta de Presentación, que pueden presentar a un funcionario fronterizo a su llegada a Canadá.

Otra ventaja de la Supervisa es su tiempo de procesamiento relativamente corto de aproximadamente 8 semanas dependiendo del país de donde apliques porque hay países que pueden tardar hasta 6 meses en procesarlo.

Elegibilidad

Primero, el candidato deberá ser elegible para una visa de visitante normal. Esto significa que además de estar en buena salud y tener un documento de viaje válido, el candidato deberá asegurar a un funcionario de migración canadiense que dejará el país voluntariamente al final de su estadía autorizada, que tiene suficientes lazos con su país de origen, como un trabajo, familia o propiedad y que tiene suficientes fondos disponibles para mantenerse durante el periodo de su estadía.

Además, el candidato individual deberá:

  • Mostrar que son el padre/madre o abuelo/a de un ciudadano o residente permanente canadiense.
  • Obtener un seguro médico de una compañía aseguradora canadiense que sea válido durante al menos un año, proporcionando una cobertura mínima de $100,000 para cuidado de la salud, hospitalización y repatriación.
  • Pasar un examen médico.

Finalmente, el familiar del candidato en Canadá deberá:

  • Demostrar que es un ciudadano o residente permanente canadiense.
  • Proporcionar al candidato una carta de invitación. Esta carta proporciona información sobre la visita planeada del candidato, sobre la ocupación del hijo/a o nieto/a y su situación económica en Canadá. Más importante aún, esta carta deberá incluir una promesa escrita y firmada de soporte financiero para el candidato durante el periodo de su visita.
  • Demostrar que su ingreso está por encima de un nivel mínimo preestablecido.

Se deberá tomar en cuenta que los titulares de una Supervisa para Padres y Abuelos tienen los derechos y restricciones de un titular de una visa de turista normal y no pueden trabajar o estudiar mientras se encuentren en Canadá.

También se deberá tomar en cuenta que es posible obtener una Supervisa mientras la aplicación para una residencia permanente está pendiente.